Me quedo

Hace tres días, gritó que me quería 
Hace dos, como empezó, me dijo adiós
Ayer, soñé que regresaría
Hoy, ya no encuentro su voz.
Decidió escapar, aunque la detuve
Dirá que fui yo quien no supo insistir
Decidió saltar, cuando la sostuve
Dirá que fui yo quien la dejó ir.
Mas si tocara de nuevo mi puerta
la abrazaría con fuerza, sin miedo
Porque de este amor, una cosa es cierta
Aunque ella decida marcharse, yo, me quedo.